La industria turística, en contra de la propuesta de eliminar los puentes

La industria turística, en contra de la propuesta de eliminar los puentes

Los representantes de la industria aseguran que estos fines de semana largos reactivan al sector en temporadas donde la afluencia no es alta.

4,000 millones de pesos. Esta cifra es la previsión de la derrama en concepto de hospedaje que, según la Secretaría de Turismo (Sectur), dejó el primer fin de semana largo del año, del 1 al 3 de febrero. Pero estos puentes vacacionales serán más esporádicos con la propuesta planteada por el presidente Andrés Manuel López Obrador de eliminar los fines de semana largos para que los acontecimientos históricos se celebren en su fecha original .

La decisión, según especialistas, tendría efectos negativos en el sector turismo. Jorge Hernández, presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur), asegura que esta propuesta afectaría a todas las ramas del sector, pues el incremento en hospedaje y consumo es de hasta 40% respecto a un fin de semana habitual, además de que el gasto per cápita por turista nacional –que son quienes vacacionan en estos periodos- es de 1,000 pesos.

“Los fines de semana largos han sido un éxito y esta noticia nos agarra desprevenidos. Desde la óptica de días festivos, habrá una afectación al turismo. No hemos sido consultados y pedimos que se nos tome en cuenta para que el sector brinde las estadísticas correspondientes antes de que se convierta en una decisión definitiva”, afirma Hernández.

En su conferencia matutina del miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que propondrá reformas a la ley para que fechas de conmemoración histórica, como el 5 de febrero o 21 de marzo, se celebren en sus respectivos días y que no se les identifiquen como motivo de descanso. “Terminando el ciclo escolar actual voy a proponer reformas para regresar a las fechas históricas para que sea festivo el día en que se conmemore una fecha histórica”, dijo.

La Ley Federal de Trabajo, en su artículo 74, destaca las fechas conmemorativas que representan un fin de semana largo: el primer lunes de febrero (conmemoración de la Constitución), el tercer lunes de marzo (natalicio de Benito Juárez) y el tercer lunes de noviembre (aniversario de la Revolución). En este último se lleva a cabo la temporada de descuentos El Buen Fin , que apenas en 2019 dejó una derrama económica superior a los 120,000 millones de pesos, según la Concanaco-Servytur.

Roberto Montalvo, especialista en turismo de la Universidad Ibero, asegura que de materializarse esta medida, se tendría que pensar en otras formas de fomentar el sector. Sobre todo ahora que la Secretaría de Turismo anunció que busca impulsar el tránsito de viajeros nacionales, un plan que todavía está por definirse.

“Lo que tienen estos fines de semana es que son contracíclicos, es decir, se dan en temporadas donde tradicionalmente no se considera alta en llegada de turismo. Por ejemplo, este 5 de febrero viene a reactivar la actividad comercial después de la cuesta de enero”, comenta.

El especialista asegura que los fines de semana largos son útiles para familias con hijos, estudiantes de universidad y quienes hacen convenciones, pues muchas veces aprovechan los tres días para hacer congresos y extender la derrama económica que se genera.

En una carta enviada al secretario de Turismo, Miguel Torruco, el presidente de la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH), Braulio Arsuaga, aseguró que las empresas de su gremio rechazan de “forma categórica” la propuesta y piden que no salga adelante.

administrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *