Cuenta DIF con amplios servicios a mujeres y familias violentadas

Al año más de 300 mujeres llegan a través de CAIVF para recibir ayuda

Conoces a alguna mujer que es víctima de violencia o eres víctima de actos de agresión, el Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) te invita a que te acerques a nuestro Centro de Atención a Víctimas de Violencia Familiar (CAIVF), el cual tiene como fin proteger la integridad y los derechos de todas aquellas mujeres violentadas.

Isaac Luz López, presidente del DIF de Córdoba, preocupado por proteger la integridad de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, ha reforzado las acciones que lleven a la protección física y psicológica de las mujeres y sus hijos.

En el CAIVF podrás encontrar asesoría jurídica y acompañamiento para denunciar, atención médica y psicológica, talleres de autoempleo y albergue para todas aquellas mujeres agredidas y sus hijos, no esperes que la violencia siga afectando tu persona y la de tus seres queridos.

A través de este centro se atiende en promedio a 300 mujeres por mes, más de 3 mil personas por año, durante el 2018 alrededor de 120 féminas recibieron albergue temporal y apoyo para poder superar la violencia recibida por sus parejas o familia.

Mariana Gutiérrez Fernández, coordinadora de CAIVF, señaló que “aquí se les ofrece asesoría jurídica y acompañamiento, trabajamos mucho en la concientización de la denuncia y en caso de que la mujer acceda le damos acompañamiento a fiscalía y le proporcionamos medidas preventivas y urgentes de protección porque llegan aquí cuando la violencia ya está consumada”.

Por derecho las mujeres pueden permanecer hasta 90 días en el albergue de ser necesario, y pueden regresar las veces que lo requiera, no hay un límite de reingreso pues la finalidad es proteger a la mujer violentada y darle asesoría para que pueda auto emplearse. Te invitamos a que te acerques nos localizamos en la avenida 5 calles 3 y 5 colonia Centro, no esperes que la violencia afecte tu vida y visítanos.

Porque ¡En familia todo es posible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *